X-men: Primera Generación

Hablar de X-men es orientarme (una vez mas) al pasado donde todo comenzó.

No solo es hablar de una película que vi en los cines de Hoyts (en este caso, en el Unicenter de Martinez), sino que es hablar de una pieza fundamental en mi: amor a los dibujos animados.

Hablar de X-men es ponerme una vez mas en el papel de nene que volvía del colegio para encender el televisor y ver todas esas series que me mantenían pegado a la pantalla, ya sea Pokemon, ya sea Dragon Ball, ya sea Spiderman o los 4 fantásticos…ya sea X-men.

¿Qué tiene en común todo esto?. Simple: es tocar el boton de review y volver a tus orígenes.

Ahora la pregunta es, ¿que pasaría si tuvieran que devolvertelo todo en una versión actualizada para que vos lo puedas apreciar ahora?, ahí tenemos al cine que decide volverte a dar lo que vos ya viste plasmado en papel, plasmado en una serie, o plasmado en un videojuego.

Y yo se que mas de uno se puso a ver Resident Evil desde la ignorancia por ver una película, pero lo que muchos sabemos, es que mas de uno fue con la mentalidad de ver la historia que vos fuiste parte cuando prendías la Playstation.

Como soy un cinéfilo, no podía darle la espalda a X-men, por que yo estuve presente como mucho de ustedes, en ser el espectador de cómo Xavier y su equipo nos hizo pasar alegrías, tristezas y momentos para contar.

Por lo tanto, en el futuro, cuando mis hijos estén hablando de boludeces, yo les voy a decir. “Dejen de mirar esas mariconeadas, y miren X-MEN”.

La pregunta que hay que hacerse es… ¿Qué tal X-men: primera generación?.

Como sabrán, tengo que escribir y escribir para hacer extenso todo esto así que ni si quiera me voy a calentar en responder la pregunta en 2 renglones, sino mejor algún: decirte por que vos tenes que mover el culo de la silla para ir al cine y ver X-men.

Es que sí, no quiero revelarte los pequeños detalles que le dan el sabor a esta pelicula, ni tampoco decir mucho contenido de la misma mas allá de que cumple en el aspecto de poder explicar diversas cosas de la historia: el origen de cerebro, como se conocieron Magneto y Xavier, la relación de Mistique con Magneto y a quien conocía antes. Explicación de la mansión de Xavier, por que Magneto tiene un casco que logra que Xavier no pueda leer su mente.

A su vez se dan apariciones inesperadas, desde el escenario de Villa Gesell en Argentina (que si ves la película, primero te vas a reír, y después le vas a querer tirar una silla al director), hasta personajes que han enriquecido la historia propia de X-men.
Salvo algunas excepciones (que me juego las bolas que el personaje que vuela con alas de mariposa, no aparece en la serie), la película es una maravilla del cine actual.

¿Por qué?. Desde mi opinión como fanático de la saga, tiene lo que yo quería ver y mas. Cumple con la balanza medida de darte tanta acción como tanta historia y no tornarse aburrida.

La música da en el clavo justo para acompañar cada escena determinante, casos son como los de Erik cuando lo ponen a prueba para demostrar sus poderes, o las escenas de romance.
Alabado sea este ultimo detalle, no han tornado la película de un romanticismo mariconero como es propio de las películas de ahora, por que le han dado prioridad a la amistad de Xavier con Magneto.

Es este ultima parte con la que mejor recuerdo me llevo de esta película, por que es la primera vez que me pasa de estar en el cine y emocionarme en escenas melancolicas, o quedarme perplejo ante escenas increíbles como la explosión de los misiles en los barcos, cada parte en que Eric persigue al hombre que le saco a luz sus poderes, la nave llegando a las costas cubanas, el ataque a la central de la Cía, o ver como son atacados los soldados rusos por alambres.
A mi me gusta ver a los personajes cumpliendo su rol, y me quede maravillado con Magneto, por su rol anti-heroe: un tipo frío que carece de emociones con tal de saciar su sed de venganza, y que con el pasar de la película va tomando forma al clásico Magneto que conocemos, tal como le sucedió a Anakin Skywalker para ser Darth Vader.
Ni tampoco se puede dejar pasar su relación con Mistique y como ella va decidiendo su camino.

Nuestro profesor no pasa para nada desapercibido. Se lo ve a Charles Xavier entusiasta, inteligente, con capacidad para tomar el mando de líder y poder disciplinar a cada alumno que tiene bajo su cargo. De principio a fin esto queda claro y reluce cada vez más.

No se si decir que el villano Sebastian Shaw se lleva el premio, por que siendo el villano principal de la película, se convierte en una especie de “espejo” a lo que es finalmente Magneto cuando se consolida como tal. Es un villano clásico de historia de súper-héroe plasmado como corresponde para una película sin rayar en lo ridículo. Con una seguridad personal que desborda y que Magneto le queda impregnado a su talla cuando ya sabe realmente cual es su ambición.

De las 5 películas de X-men, esta es la mejor y le pido disculpas a Wolverine, pero ver a 2 amigos que se convierten en enemigos y que a partir de allí se suscita todo lo que pudimos ver cuando éramos chicos en X-men, es el plato principal de la obra. Saber por que Xavier y Magneto eran amigos, y se terminaron peleando.

Al carajo con todos los demás valores como el amor. Acá el premio de oro se lo lleva la rivalidad de ambos personajes, es lo que importa y lo hace interesante en toda la película. Te pone impaciente saber en que momento se van a cruzar, en que momento se van a alejar y cuando van a explicar el por que Xavier anda en sillas de ruedas.

Y vas a poner estas caras cuando veas a Xavier junto con Eric, encontrando a uno de los mutantes en un bar:

DSCN1303

DSCN1309

DSCN1308  

Si, anda a ver X-men. Es una película que no tiene desperdicio alguno y que como fanático de la saga te la recomiendo

Captura-de-pantalla-2011-06-05-a-las-14.59.45-800x494

1 comentario:

Riku dijo...

LESTO, LA ESTOY LLENDO A VER.